RESEÑA: El Secreto de Gaudlin Hall – John Boyne

R20

“En el mundo hay mucha crueldad, Eliza, sabes que es así, ¿no? Nos rodea por doquier. Nos acecha. Nos pasamos la vida tratando de huir de ella”.

Una novela de ficción historia, basada en el Londres de Dickens en 1867 suena bastante atractiva, y si a ello se le añade el toque paranormal de una casa embrujada la intriga se multiplica. En “El Secreto de Gaudlin Hall”, John Boyne, el famoso autor del libro “El Niño con el Pijama de Rayas”, hace homenaje a la clásica “novela gótica” del siglo XIX y nos regala una historia llena de misterio y fantasmas respecto a una casa en cuyos habitantes, empleados y vecinos ocultan una terrible verdad ¡un libro imperdible!

Sinopsis

1867. Eliza Caine llega a Norfolk para tomar su posición como institutriz en Gaudlin Hall en una noche oscura y escalofriante. Mientras se abre camino a través de la plataforma de la estación, un par de manos invisibles la empujan desde atrás hacia el sendero de un tren que se aproxima. Ella sólo es salvada por la vigilancia de un médico que pasa.

Cuando finalmente llega, es recibida en el vestíbulo por los dos niños a su cuidado, Isabella y Eustace. No hay padres, ni adultos en absoluto, ni nadie que represente a su misterioso empleador. Los niños no ofrecen ninguna explicación. Más tarde esa noche en su habitación, una segunda experiencia aterradora refuerza aún más la sensación de que algo está muy mal.

Desde el momento en que se levanta la mañana siguiente, cada uno de sus pasos parece atropellado por una presencia maligna que vive en las paredes de Gaudlin. Eliza se da cuenta de que si ella y los niños van a sobrevivir a sus violentas atenciones, primero debe descubrir los secretos enterrados desde hace mucho tiempo y enfrentar a los demonios de su pasado

Mi opinión.

Generalmente no leo libros de horror, me considero una persona bastante cobarde en lo que se refiere a temas de “fantasmas”, pero al ver que este libro era de ficción histórica (mi género favorito) decidí darle una oportunidad y la verdad es que me alegro de haberlo hecho por que fue un libro que disfrute mucho.

La atmósfera que John Boyne crea desde el principio me ha dejado encantada, y es que no sólo me metió de lleno en un Londres oscuro y tétrico de 1867, si no que también logró hacerlo de una forma en que realmente me hizo sentir muchas cosas, sus descripciones de lugares y acontecimientos fueron mi cosa favorita dentro de este libro. Incluso en ciertas partes me recordó muchísimo al clásico Jane Eyre de Charlotte Bronte, y hacer dicha comparación para mi es algo muy grande.

La historia te atrapa desde el principio, Eliza la protagonista de esta historia logró lo que pocas veces me pasa al leer un libro: generarme un interés hacia ella y hacia su historia desde las primeras hojas. Al pasar Eliza por ciertos problemas desde el inicio del libro, es inevitable no crear una conexión sentimental con ella, y por ende cuando más y más cosas extrañas comienzan a sucederle a esta joven, más y más se involucra el lector con la historia.

Si bien, Eliza me pareció bastante ingenua en múltiples ocasiones, creo que es una gran protagonista para esta historia. Es una joven valiente que hace lo necesario para obtener respuestas y que aspira a ser alguien mejor. Tiene muchísimos pensamientos feministas, que si bien me parecieron un tanto forzados dentro de la historia por el autor, la hacen un personaje fuerte y con ideas modernas para su época.

Los demás personajes en este libro son maravillosos para otorgarle un nivel de “horror” más grande. Empezando por los habitantes de esta casa: ¿qué es más terrorífico que un par de niños que parecen saber más que tu? Isabella y Eustace, los dos pequeños de “Gaudlin Hall” definitivamente lograron ponerme con los nervios al máximo en varias ocasiones. Sus apariciones, apariencia y diálogos llegan a ser tan extraños y aterradores que llegué a sentir la angustia y miedo que Eliza sentía en esos momentos. Además, los miembros del servicio y los habitantes del pueblo cercano multiplican la intriga al nunca decirle la verdad a la pobre institutriz.

La manera en que se desarrolla la trama es muy buena, como mencioné, ninguno de los personajes le cuenta nada a Eliza, y su sentimiento de duda e impotencia ante los hechos que está viviendo se contagian al lector y uno va descubriendo junto con ella todo lo que oculta la misteriosa casa.

La historia tiene ciertos detalles que no me gustaron, generalmente las reacciones de Eliza no fueron de mi agrado, es una joven bastante ingenua. Todo el mundo le oculta la historia de “Gaudlin Hall”, le pasan cosas paranormales a diario y ella excusaba todo aquello con cosas como “seguro fue mi imaginación” mientras yo solamente podía pensar un: ¡niña, agarra tus cosas y márchate de ahí!.

A su vez, el final o la “solución” de este gran misterio creo que se queda corta. El libro comienza maravillosamente, me generó miedo e intriga, pero a partir de los capítulos finales comenzó a quitarme ese sentimiento de “estar al borde del asiento”. Llegan a pasar ciertas cosas “paranormales” que me parecieron algo ridículas y que si bien si me gustaron creo que hicieron que la línea de la historia cambiara muy radicalmente. Siento que se le quito un poco el “toque gótico” y que al final quedé con una simple historia paranormal.

En general un libro que recomiendo, se lee rápido, causa miedo, causa intriga y mantiene al lector atrapado. Una gran recomendación para quienes desean, como yo, tener una primera probadita del género de horror.

Anuncios

Una respuesta a “RESEÑA: El Secreto de Gaudlin Hall – John Boyne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s